jueves, 8 de diciembre de 2016

Gracias Oscar

      Ayer estuve en la presentación de un libro. No era un libro cualquiera. Mi compañero de residencia Oscar presentaba su diario, su lucha diaria contra el cáncer.
         Conocí a Oscar cuando comenzamos nuestra residencia en Medicina de Familia en Medina del Campo, allá por el año 1993. Era el menor de los residentes de ese año en el hospital y quizás por ello el más querido y con el que más empatizamos todos, adjuntos y residentes. No finalizó con nosotros porque un accidente le impidió completar la residencia y hubo de recuperar los meses que perdió en su recuperación. Cada uno seguimos nuestros caminos y ocasionalmente coincidíamos. Supe de su dedicación a los demás, y no me extraño en absoluto, su dedicación a la colaboración, allá donde hiciera falta. Una de las veces que nos vimos me dijo: "tengo siempre la mochila preparada por si me llaman". ¡Y vaya si le han llamado!. A acudido a los terremotos de Haiti, Nepal, Sri Lanka...además de colaborar en multitud de campamentos de refugiados.
           Ayer hablando con él me dijo que la última carrera, antes de empezar el tratamiento había sido en Tordesillas, la última vez que le había visto. Desde entonces sus temores, angustias, miedos y esperanza las ha plasmado en un libro: Mi maratón contra el cáncer. La recaudación de la venta de este libro van dedicados a organizaciones dedicadas a los demás, como Oscar ha dedicado su vida: Amigos de Gambia, Bridge2 y el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. 
            Estoy seguro que tu madre, a la que va dedicado el libro, y fallecida por cáncer está orgullosa de tu labor allá donde este.
             Un fuerte abrazo Oscar.

sábado, 6 de febrero de 2016

#YoRespeto

Si te llega un vídeo que expone la intimidad de las personas, las humilla o las vulnera; no lo compartas.
No seas cómplice. Corta la cadena.

sábado, 14 de noviembre de 2015

sábado, 8 de noviembre de 2014

#JusticiaTalidomia

Me sumo a la iniciativa a favor de reclamar justicia para los afectados por la Talidomida en España.Esta carta está copiada del blog del Dr. Salvador Casado.
Como primera medida me niego a recibir a ningún delegado del laboratorio Grünenthal hasta que indemnize su empresa a los afectados españoles.



Carta abierta a los Laboratorios Grünenthal a favor de las víctimas de la Talidomida

“Un momento lleno de armonía natural nos hace desear que los segundos se alarguen […] Contergan nos ofrece paz y sueño. Este inofensivo medicamento no afecta […] y es bien tolerada incluso por los pacientes más sensibles. Sueño y paz: Contergan, Contergan forte” (Publicidad de la talidomida por los Laboratorios Grünenthal).

Los profesionales de la medicina reconocemos la contribución que la industria farmacéutica ha producido en la mejora de la salud de las personas. Desde el descubrimiento y comercialización de la  acetofenidina en 1885 hasta la actualidad, muchos han sido los éxitos en la investigación farmacéutica que nos han permitido contar con un amplio arsenal terapéutico  para combatir un gran número de enfermedades. La sífilis, el asma bronquial o el síndrome de Seehan del posparto, por poner algunos ejemplos,  son enfermedades graves a las que podemos responder y conseguir que las personas que las  sufran puedan recuperar una vida digna.
Pero en ese camino ha habido algunos éxitos y muchos fracasos, se ha tenido que abandonar muchas moléculas prometedoras que no han cumplido sus expectativas, bien por sus interacciones farmacológicas no previstas, o bien por sus reacciones adversas sobre las personas. Con el desastre de la Talidomida,  por la que unos 20.000 bebés nacieron en todo el mundo con severas malformaciones, se desarrollaron nuevos mecanismos de seguridad y se establecieron controles y filtros de las nuevas moléculas antes de su comercialización. Así, la Talidomida no solo fue un caso de perjuicio a un grupo de personas, también marcó un antes y un después en la seguridad farmacológica de la población y, por lo tanto, fue un ejemplo paradigmático de lo que no se debe hacer. 
Esta mejora en la seguridad del paciente ha elevado los costes de investigación y cambiado las vías de financiación. La industria farmacéutica ya no afronta sola el coste de la investigación sino que esta se produce mediante un sistema mixto con participación tanto privada como pública. A pesar de ello,  los beneficios económicos obtenidos son solo privados. 
España es el único país europeo en el que las víctimas de la talidomida no van a recibir ayudas y eso produce una indignación añadida, huele a injusticia social europea. Aquí fue uno de los países en donde más preparados se comercializaron y se supone que, en la actualidad, es donde quedan más afectados vivos. Pero mientras que los tribunales españoles han reconocido que el delito está prescrito, Grünenthal lleva décadas pagando a los afectados alemanes, ingleses e italianos. Los primeros, desde 2013  pueden llegar a percibir casi 7.000 euros mensuales según grado de discapacidad; los ingleses e italianos pueden llegar a los 4.000 euros. Sin ir más lejos, el año pasado se acordó un pago indemnizatorio a los afectados neozelandeses y australianos de casi 60 millones de euros.
Grünenthal España afirma que quiere contribuir “de manera integral y exhaustiva a restablecer la salud y mejorar la calidad de vida de las personas” (Informe de Responsabilidad Social Corporativa 2009 – 2010) y eso es justo lo que le pedimos que haga desde esta carta abierta para con las víctimas españolas de la Talidomida. Que no haya que llegar a la sentencia del recurso de casación ante el Tribunal Supremo, que reconozca su deuda histórica con las víctimas y que les pague a los afectados  los 20.000 euros por cada punto porcentual de discapacidad,  como decía la sentencia anterior, sin necesidad de que tengan que presentar el frasco de Softenon o cualquier otro de los seis que se comercializaron en España entre 1957 y 1963.
Somos muchos los profesionales de la medicina que nos sentimos muy decepcionados con la forma de actuar del laboratorio y consideramos que la argucia legal empleada empaña profundamente su prestigio. Probablemente, hasta que no reparen esta injusticia, a muchos de nosotros nos costará más de lo habitual prescribir sus productos teniendo en cuenta que otros laboratorios ofrecen alternativas idénticas.
Tanto los médicos firmantes de esta carta como otros muchos compañeros de profesión estamos convencidos de que nos sentiríamos aliviados si no fuera necesario adoptar este tipo de medidas y, con el ánimo de reparación de la injusticia social que Grünenthal está produciendo sobre las personas afectadas por la Talidomida en España, solicitamos a los responsables del laboratorio que reaccionen convenientemente e indemnicen a las víctimas.

Firmantes de la carta: José Martínez López; Vicente Baos Vicente; Salvador Casado Buendía; Enrique Gavilán Moral; Juan Gérvas Camacho; Abel Novoa Jurado; Javier Padilla Bernáldez; Juan Antonio Sánchez Sánchez






miércoles, 29 de octubre de 2014

No llores

¿Alguien ha leido algo más hermoso?

NO llores por lo que perdiste, lucha por lo que te queda.
NO llores por lo que ha muerto. Lucha por lo que ha nacido en ti.
NO llores por quien se ha marchado. Lucha por quien esta contigo.
NO llores por quien te odia. Lucha por quien te quiere .
No llores por quien te ha fallado, Lucha por quien te motiva en tu vida,
NO llores por tu pasado. Lucha por tu presente.
NO llores por tu sufrimiento Lucha por tu felicidad que Dios te da, con las cosas que ha uno le suceden vamos aprendiendo que nada es imposible de solucionar, solo sigue adelante, no miren atrás.

(Papa Francisco)

miércoles, 18 de junio de 2014

Solo una mirada




          En el ejercicio diario de la Medicina de Familia nos encontramos ante situaciones que marcan nuestro bagaje y nos ayudan a ver y enfrentarnos a situaciones que nos generan un fuerte componente emocional. Este es el caso que nos hace llegar la Dra. Spaans, R4 de Medicina Familiar y Comunitaria, a través de su carta. Una experiencia personal que se puede extrapolar a cualquier profesional sanitario.




Foto tomada de lacasadelosplanos.blogspot.com

     "Septiembre, mi ciudad en fiestas. Vuelta al trabajo después de las vacaciones, y yo comenzando una nueva rotación, esta vez  en la Unidad de Cuidados Paliativos. Sólo pensar en estas palabras te viene a la mente situaciones tristes. Sabes que vas a vivir con el lado más duro de la enfermedad y si a eso le unes los comentarios de los compañeros, que no siempre son buenos, y el síndrome postvacacional, el cocktail que resulta es, un chorrito de angustia, una pizca de miedo a lo que voy a encontrarme y ¾ partes de a ver que tal esta rotación.

   Una vez mantenida la conversación inicial con el tutor y la enfermera sobre cuáles eran mis expectativas ante esta nueva etapa, seguí sintiendo el mismo miedo. Sin embargo, me quedé con una frase de mi tutor: “Ya verás cómo no es tan malo como piensas”.

   Bueno, pues en ese coche estaba yo, rumbo hacia lo desconocido. Durante el trayecto me advirtieron de que nuestro primer paciente era diferente, y tanto que lo fue.

   Para empezar, nuestro paciente padecía una enfermedad hasta entonces desconocida, profesionalmente para mí, salvo por los libros: Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Me esperaba una persona débil, frágil, cansada, dolida y angustiada. Que grande fue mi sorpresa cuando me encontré con esos ojos, esa mirada llena de vida. Las dudas desaparecieron, los temores se disiparon y esta rotación, que para mí iba a ser una más, de repente cobró todo el sentido. ¡Menuda mirada!, me transmitió toda la fuerza, toda la energía y toda la felicidad que cabe en un ser humano. Esa mirada decía: “aquí estoy yo, tengo pocas fuerzas y sí, estoy enfermo, pero sigo siendo la misma persona que era antes. Necesito y quiero las mismas atenciones, palabras, gestos, cariño, es decir, amor en una palabra”. Después de la primera impresión, volví a mirar y descubrí unos ojos inquietos que me escrutaban, exploraban y pensaban, ¿y quién es ésta? Pese a su enfermedad, que no le permitía moverse desde hacía dos años, transmitía una vitalidad digna de admiración, que muchos deberíamos de aprender.

   Comenzamos a hablar, si la sorpresa ya había sido grande, después de esta conversación fue MAYÚSCULA. Lo primero que descubrí, es que él quería seguir haciendo las mismas cosas que antes, salir todos los días a la calle, ver películas, disfrutar de un paseo con su familia y amigos, sentir el calor del sol y la sensación de la brisa en su cara. Le encantaba estar informado de todo lo que ocurría y comentar con gran ironía la situación política de nuestro país y los desastres de este mundo. Me sorprendió cuando me dijo que no tenía horas suficientes en el día para hacer todo lo que quería. Descubrí a una persona con un punto de vista increíblemente sensato e inteligente, junto con un gran sentido del humor.

   A continuación hablamos con su familia, y tras saber su día a día, descubrimos un gran ejemplo de dedicación, cariño, esfuerzo y ternura, impagable con nada. Una familia que había aprendido a hacer de lo extraordinario lo habitual.

  Después de esta visita, sólo puedo darte las gracias, un millón de ellas, por esa primera mirada. Sólo una mirada, que me hizo reflexionar sobre las cosas importantes de la vida, aprender a disfrutar de ellas, a saborear cada momento y comprender que un gesto vale más que mil palabras.

  Muchas gracias por darme la oportunidad de conocerte y ver cómo se puede sacar lo positivo a una vida que a veces nos muestra su peor cara.

  Gracias por esa mirada."


 Natalia Spaans Fernández



sábado, 24 de mayo de 2014

Exfúmate del tabaco

    Este es el título de la guía editada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para ayudar a los fumadores a dejar de serlo.

   El tabaco constituye una epidemia mundial; está relacionado con el cáncer de laringe, faringe, pulmón, riñón, hígado y vejiga entre otros; con enfermedades cardivasculares como el infarto de miocardio o el ictus; con enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En mujeres embarazadas con retraso del crecimiento intrauterino.

   El tabaco no solo afecta a la salud del fumador, sino también a las personas no fumadoras expuestas al humo del tabaco, principalmente niños. El tabaco mata cada año a 6 millones de personas, de las cuales unas 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humos ajenos. El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de defunción en el mundo.

   Cada 31 de Mayo, se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, actividad promovida desde 1988 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuyos objetivos para este años son:
  • Que los gobiernos aumenten los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo
  • Que las personas y los organismos de la sociedad civil alienten a su gobiernos a aumentar los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.

     Desde aquí quiero que todos los días del año sean días sin tabaco difundiendo la Guía Exfúmate del Tabaco, que puedes dercargarla pinchando AQUÍ; y desde mi consulta aconsejando a mis pacientes hábitos saludables